Propiedades terapeuticas

El zircón es conocido como una piedra de virtud y sabiduría. Favorece la armonización entre la materia y el espíritu. Se utiliza en las experiencias de meditación para conectar con el amor incondicional por uno mismo y por los demás, promoviendo la hermandad. Ayuda a clarificar la mente, a conectar con la intuición y a soltar lo viejo para abrirse a lo nuevo.

Propiedades minerales

El zircón es un silicato de zirconio. Su color más habitual es el marrón rojizo, pero también puede ser de color amarillo, verde o incoloro. Suele contener trazas de otros elementos, como el uranio, el plomo, el torio y el hafnio. Se considera el mineral más antiguo de la Tierra.
El nombre de zircón proviene del árabe «zarqun», y del persa «zargun», que significa «color oro», refiriéndose a uno de los colores que puede tomar. Aparece en rocas ígneas, rocas metamórficas y en algunas rocas sedimentarias, en forma de pequeños cristales.
En geología el zircón se utiliza para la datación radiométrica de rocas que lo contienen. También suele ser utilizado para fabricar arena para la fundición y abrasivos industriales.